18
ENE
2018

El instrumento principalmente encargado de la higiene bucal es el cepillo de dientes. El mantenimiento del mismo es algo clave para mantener la boca en el estado adecuado, ya os hablamos en una entrada anterior sobre  cada cuanto tiempo es aconsejable cambiar de cepillo de dientes. Sin embargo, hoy queremos explicaros los tipos de cepillos que existen y para qué es recomendable cada uno.

A pesar de ser el más antiguo, el cepillo convencional sigue siendo el más utilizado. Existen distintos modelos, clasificados por la dureza de las cerdas (ultrasuave, suave, normal o duro), que servirán a una o a otra persona dependiendo de la sensibilidad dental de cada uno. Mientras el cepillo eléctrico vibra y se mueve de forma automática en distintas direcciones lo que facilita la extracción de la placa bacteriana acumulada.

Aunque son los más comunes, estos dos no son los únicos. El cepillo periodontal es ideal para las personas que tienen gingivitis y el ortodóntico para quienes llevan ortodoncia, pues sus dos tiras de cerdas facilitan la limpieza tanto de dientes como de brackets. Cuando el espacio entre los dientes o entre dientes y muelas es grande, los cepillos interproximales son la solución, pues sirven para eliminar de los huecos interdentales comida o placa bacteriana.

En Aller Miró Clínica Dental contamos con profesionales que te ayudarán a tomar cualquier decisión respecto de tu boca y tu higiene bucal. ¡Contacta con nosotros!