28
MAR
2018

¿Sabías que para mejorar tu rendimiento deportivo tienes que tener una salud bucodental óptima? Siempre se habla de la buena alimentación, el descanso necesario, las posturas adecuadas para no padecer problemas articulares… pero nunca se relaciona el deporte con la salud de la boca.

Tener una mala salud bucodental reduce la calidad de vida e influye en la salud global directamente. Las malas prácticas de higiene dental conllevan en la mayoría de las ocasiones a las enfermedades periodontales, que afectan tanto a las encías como al resto del cuerpo. La periodontitis y/o la gingivitis puede favorecer la aparición de enfermedades como la diabetes, el infarto de miocardio, los trastornos respiratorios, las enfermedades coronarias o los desórdenes músculo-articulares, entre otros.

Según distintos estudios, las personas que llevan una vida activa y una actividad deportiva constante tienen menos posibilidades de padecer inflamaciones bucales. Existe también una relación directa entre las personas que se mantienen en su peso ideal y su salud dental.

Cualquier problema que surja en la cavidad bucal (dolor de muelas, caries, bruxismo por la tensión acumulada…) va a perjudicar el rendimiento de la actividad deportiva. El deportista tendrá que disminuir su ritmo de entrenamiento e incluso dejar de acudir a la cita definitiva. Si eres deportista profesional o aficionado, ven a hacernos una visita. Haremos una revisión y veremos que puntos debes reforzar para tener una salud bucodental idónea. ¡Pide cita con nosotros!