8
MAY
2018

Tal y como hemos mencionado en anteriores ocasiones, los cambios hormonales de las mujeres están directamente relacionados con la inflamación de las encías y los problemas periodontales. Al igual que la adolescencia o la menopausia, el embarazo es una etapa en la que los cambios hormonales son protagonistas. Hoy hablamos sobre la compatibilidad entre el embarazo y la ortodoncia.

No existe una prohibición real de la ortodoncia para una mujer en estado. Sin embargo, si alguien se queda embarazada y aún no ha empezado el tratamiento, si se recomienda esperar hasta que haya nacido el bebé. La razón principal radica en que algunas de las pruebas que se realizan para obtener un diagnóstico más preciso no son aconsejables durante la gestación del feto. No obstante, existen muchas otras pruebas que son totalmente aptas, como pueden ser toma de impresiones, las fotografías dentales y faciales o los registros de la mordida.

Si la ortodoncia ya está comenzada, no hay de qué preocuparse: las pruebas con radiación tienen un nivel muy bajo y esta no está directamente dirigida a la barriga. Es totalmente imprescindible informar al dentista del estado de la paciente. De esta manera, el especialista tomará mayores precauciones al realizar las pruebas que sean pertinentes, por ejemplo, utilizando un delantal de plomo sobre el abdomen para las pruebas con radiación.

Confíe en Aller Miró Clínica Dental. ¡Contacte con nosotros!