Elevaciones de seno

Las regiones posteriores del maxilar superior presentan la dificultad de la escasez de hueso para la colocación de implantes, incluso en casos de extracciones recientes, por la presencia de los senos maxilares.

Este problema  actualmente se resuelve mediante una técnica denominada elevación de seno maxilar o “sinus-lift”.

Este procedimiento se realiza con anestesia local, y consiste en separar una membrana que existe dentro del seno maxilar y colocar un injerto de hueso  artificial.

El post-operatorio sigue siendo indoloro, pero se acompaña de un ligero hinchazón que dura 2 ó 3 días. La elevación de seno maxilar, en manos expertas, presenta una tasa de éxito muy alta, y se define de esta forma como un procedimiento implantológico sencillo y frecuente, que permite dar soluciones satisfactorias  en esta región.