Pedir cita

Pedir cita
Tratamientos

Ortodoncia

Qué es la ortodoncia

Es la especialidad que se dedica a colocar y desplazar los dientes a su posición correcta. En la actualidad, la ortodoncia es factible a cualquier edad.

Los resultados de la ortodoncia son excelentes y estables a largo plazo si se realiza una correcta estabilización. Para ello es necesaria la colaboración del paciente puesto que el tratamiento puede durar meses y precisar de un número de visitas considerable.

Además, es fundamental que los dientes y las encías estén sanos en todo el proceso.

 

Ortodoncia estándar (brackets metálicos)

Es la ortodoncia convencional. Es el tipo de ortodoncia más difundido y conocido.

Se colocan los brackets metálicos en la cara externa del diente (la cara visible). Cada bracket metálico color plateado se adhiere al diente en su superficie, sin rodearlo.

Son de tamaño reducido, alcanzan óptimos resultados con el mayor confort para el paciente.

 

Ortodoncia estética (brackets cerámicos)

Este tipo de ortodoncia utiliza brackets cerámicos, son aparatos de ortodoncia de color similar al color del diente.

Se colocan en la cara visible del diente.

El tratamiento es idéntico al de los brackets metálicos. Las funciones que cumplen son iguales.

La elección del tipo de tratamiento va a depender del deseo de llevar adelante un tratamiento de ortodoncia “menos visible” desde el exterior.

El costo varía. Los brackets estéticos tienen un coste mayor.

 

Ortodoncia invisible

Invisacril es una técnica ortodóncica que permite a los pacientes mejorar su sonrisa mediante el uso de alineadores transparentes prácticamente inapreciables a la vista.

Cada alineador está hecho a la medida del paciente y debe utilizarse durante dos semanas, momento en que se cambiará a un alineador diferente correspondiente a la nueva alineación de los dientes. El número de alineadores utilizados dependerá de las necesidades de cada caso.

Las principales ventajas de Invisacril son dos:

– Por un lado está el componente estético, ya que se trata de un aparato invisible.

– Por otro el funcional dado que nos permite quitarnos el aparato para comer y para cepillarnos los dientes. Este hecho contribuye a evitar situaciones típicas de los brackets tradicionales como la acumulación de sarro.

Para obtener un resultado satisfactorio con un tratamiento de la naturaleza de Invisacril, es fundamental la colaboración del paciente tanto en constancia como en rigor al seguir las instrucciones marcadas por el especialista.





Aller Miró Clínica dental