Pedir cita

Pedir cita
Tratamientos

Estética dental

Qué es la estética dental

La boca es nuestra carta de presentación, al sonreír comunicamos muchas cosas y por esto es importante hacerlo cómodamente, sin complejos. Unos dientes blancos, luminosos y bien alineados nos darán la confianza para sonreír de una forma cálida y sincera.

Los problemas estéticos pueden originarse por las siguientes causas: falta de dientes, dientes malposicionados, dientes de color oscuro, dientes con forma irregular, dientes cuyo tamaño esté alterado, espacios oscuros entre los dientes, encías retraídas, exposición radicular, dientes con caries o restauraciones mal ajustadas.

 

Cierre de espacios entre los dientes

En ocasiones los dientes se desplazan o las encías se retraen apareciendo espacios oscuros entre  dientes.

Para solucionar este problema estético, podemos colocar un material adhesivo que se adhiere a los dientes dándoles una forma diferente, más bonita y más estética que permite cerrar y disimular estos espacios.

Esta técnica no necesita anestesia puesto que no es nada molesta.

 

Carillas de composite

Las carillas de composite están indicadas en aquellos pacientes cuyos dientes presenten irregularidades, tamaño alterado o espacios oscuros entre ellos.

El tratamiento consiste en aplicar sobre los dientes un material de su mismo color que se moldea dándole la forma deseada y que se adhiere a la superficie dentaria con un grabado ácido.

No es necesario colocar anestesia local puesto que es un procedimiento totalmente indoloro y reversible, pudiéndose modificar si lo consideramos necesario.

De esta manera conseguimos darle a los dientes la forma y el tamaño que deseemos de un modo sencillo y nada agresivo.

 

Blanqueamiento dental

e trata de un tratamiento estético conservador, relativamente simple y rápido, indicado en dientes con tinciones (manchas y decoloraciones).

El objetivo es conseguir una sonrisa armónica en el paciente, devolviendo a sus dientes un color adecuado a sus necesidades estéticas en el menor tiempo posible, con procedimientos simples e indoloros y sin apenas efectos secundarios.

El blanqueamiento puede realizarse:

– Externo. Aplicando un gel sobre los dientes y activándolo con calor, laser o luz ultravioleta, obtenemos un blanqueado notable en los dientes propios. Este tipo de blanqueamiento se realiza en la consulta dental, no es doloroso y requiere de dos a tres sesiones. Durante los tres días siguientes al tratamiento, el paciente se deberá aplicar un producto en la zona blanqueada para reforzar su resultado.

– Interno. Está indicado para aquellos dientes que puntualmente se han oscurecido, sea después de un tratamiento de conductos (endodoncia) o porque se han infectado.








Aller Miró Clínica Dental